En la Parte 1 hemos creado la cuenta que gestionará los dispositivos de nuestros hijos. Esta segunda parte vamos a implantar el control parental en los dispositivos de nuestros hijos y crearles la cuenta específicamente para ellos.

Diferentes países del mundo tienen una limitación LEGAL para crear las cuentas de los niños en Gmail, podéis ver el listado completo aquí. Pero es importante que, para los compatriotas españoles, en España los niños de menos de 14 años no deberían tener una cuenta creada en Google:

Edad mínima de los niños para crear la cuenta en la web de Google

Recordando a la familia que creé para este manual:

Ahora tenemos que crear la cuenta para Mario y para Beatriz dentro de la aplicación de Family Link de Google, hay un momento que nos preguntará si tenemos una cuenta creada y si queremos o no crearla.

  • 1. Abrimos el programa Family Link para Padres

Con la cuenta del niño creada mediante este asistente, cogemos el móvil o tablet de nuestro hijo/hija y metemos su cuenta. En este punto debemos darnos cuenta que esta es la primera vez que usamos su dispositivo, o en su defecto debemos borrar el móvil antes de su uso para ellos.

  • 1. Inicias el móvil con la cuenta del niño

Como tenemos una hija más pequeña el proceso de creación de la cuenta se debe hacer directamente en su dispositivo como hicimos con el de nuestro hijo. Los pasos son los mismos, el tema único que cambia es al elegir las restricciones de edad en sus programas, que al ser más pequeña los PEGI 12 que para nuestra hija deberíamos bajarla a PEGI 7.

Esto es lo único en lo que Google nos va a tocar un poco la moral ya que debemos ser nosotros los que cambiemos estas preferencias cada franja de edad en la sección correspondiente.

Sobre esta sección de las cosas internas del programa lo explicaré con más detenimiento en la PARTE 3.

Tras conectar las aplicaciones ya podremos hacer control parental para estas acciones:

  • Restringir el horario de uso del dispositivo, nos interesa que solo lo usen por la tarde, puedes hacerlo.
  • Definir el tiempo total de uso.
  • Decir las aplicaciones de qué edad deben abrirse, y que cuando se instale algo o se intente, nos pida permiso. Quizá no queramos que instalen una aplicación de apuestas porque le dieran a una web con un anuncio… Verdad?
  • Encontrar el dispositivo siempre que esté encendido y con el GPS activo podremos ver la ubicación del mismo.
  • Poner una búsqueda de manera segura. Son menores que no deben encontrar algunas cosas online, con el SafeSearch activo podemos ‘bloquear’ algunos resultados en las búsquedas de Google.

Ahora ya tenemos al niño con control parental total, si intenta instalar aplicaciones fuera de su rango de edad, le pedirá que pida permiso, nos saldrá un aviso en nuestro dispositivo y le aceptaremos o no.

También tenemos un control exhaustivo de la ubicación donde está, podemos buscar el móvil o tablet si está perdida, o bloquearla y borrarla por remoto. Y las búsquedas de Google intentarán bloquear los resultados no adecuados para su edad.

En la siguiente parte explicaré con más detenimiento el uso de las franjas de tiempo de uso y como se pueden aplicar para cada caso.